‘Te buscaré mientras viva’, con Paco Lobatón

Ayer estuvo en Zaragoza el mítico Paco Lobatón. Dentro de la programación oficial de la Feria del Libro, presentó su libro Te buscaré mientras viva, y tuve la gran satisfacción de acompañarlo como conductor del acto.

Es una de esas inesperadas oportunidades que te da la vida para conocer a una persona grande. Y no lo digo por tratarse de un icono de la televisión española con un impresionante currículo y multitud de galardones, entre ellos varios premios TP. Sino por la calidad humana de este personaje, algo que siempre ha parecido transmitir por la pequeña pantalla pero que, desde luego, no se puede asegurar hasta que se conoce a alguien en la corta distancia.

Lástima que la lluvia y la coincidencia con el partido televisado de nuestro Real Zaragoza (ole maños, olé) restaran afluencia de público a la carpa central de la Feria e impidieran disfrutar a un mayor número de zaragozanos de esta estupenda presentación.

Testimonio y homenaje

De pie ante la tarima y la mesa oficiales, para conferir una mayor calidez al encuentro, comencé mi intervención con un breve repaso a la trayectoria profesional de Lobatón y, sobre todo, destacando la transformación personal que ha impulsado en él su trabajo en el mítico programa Quién sabe dónde.  Porque, más allá del éxito profesional obtenido, le permitió descubrir, abrazar y dedicar su vida a una causa inmensa: acompañar, minimizar y contribuir a paliar el sufrimiento de los familiares de las personas desaparecidas.

Como novelista de thriller —casualmente Desde las entrañas, mi última novela, trata sobre el secuestro de mujeres (que vuelven con un bebé en sus brazos)— he estudiado este tema, lo he ficcionado en ocasiones y siempre he seguido la labor de Lobatón. Es un hecho incuestionable que las familias, en estos casos, son víctimas colaterales sumidas en un bucle de dolor y confusión.

Para los que somos padres, hijos, esposos, hermanos o abuelos, esta es, sin duda, nuestra peor pesadilla: que de repente, un día, no regrese ese ser querido y ya no volvamos a tener noticias suyas.

Estos familiares sufren ante lo desconocido, profesan una esperanza sin fruto, experimentan un sufrimiento sin cese y llegan a anhelar saber algo, cualquier cosa, aunque signifique tener que aceptar lo peor. Porque no hay nada más terrible que ese dolor perenne sin duelo.

La presión mediática, centrada en las audiencias, el morbo y la deshumanización, se cierne sobre ellos. Pero lo que necesitan es humanidad, respeto, consuelo, apoyo, ayuda, empatía y comprensión. Y aquí emerge la dimensión humana de Paco Lobatón. Con su experiencia, su conocimiento de esta realidad y su sensibilidad, ha impulsado la creación de la Fundación Europea de las Personas Desaparecidas QSD Global, cuyos importantes logros están contribuyendo a mejorar la situación de estas personas y sus familiares desaparecidos.

Te buscaré mientras viva es un compendio de 14 testimonios de personas que están sufriendo estas circunstancias tan dramáticas. Son testimonios absolutamente humanos, únicos —cada caso es diferente, pese a las circunstanciales similitudes—, sentidos, vitales y ciertos, aunque la mayoría continúan sumidos en la incertidumbre. Yeremi Vargas, Cristina Bergua, David Guerrero, el Niño Pintor de Málaga, y Diana Quer son algunos de los casos abordados. Es una obra que todos deberíamos leer para entender con absoluta plenitud esta realidad que nos rodea.

Humano y concienciado

Tras mis palabras introductorias, Paco Lobatón conquistó al público con su naturalidad, su sinceridad y el compromiso que proyecta. Se definió como un periodista que escribe, antes de citar a la única periodista que ha sido premio Nobel de Literatura: Svetlana Alexievich, cuya obra Voces de Chernobil es la más conocida en España. Ella aseguró que su objetivo era otorgar voz a los sin voz, dejando en lo posible la suya propia al margen.

En este sentido, Lobatón ha procurado actuar del mismo modo. Hacer fluir la intimidad y las palabras de los auténticos protagonistas, centrando y enmarcando la dimensión de cada caso.

Explicó también cómo es posible convivir durante toda una vida con esta realidad, y de qué manera la experiencia que ha adquirido, lejos de mitigar el impacto que cada caso le causa, multiplica sus efectos. Posiblemente porque cada vez es más consciente de cuanto dolor y desconcierto generan estos hechos.

Detalló también algunas singularidades sobre casos específicos, conocimientos y vivencias de primera mano que subyugaron al público, que animadamente participó en el turno posterior de preguntas. Cómo se convive con el dolor ajeno, cómo actúan las fuerzas de seguridad durante las investigaciones y qué medidas deberían tomarse en estas situaciones fueron algunas de las cuestiones planteadas. Destacó, asimismo, el sinsentido que supone a veces tener que declarar muerto a ser querido desaparecido, por criterios legales, para poder gestionar herencias o realizar otros trámites. Tan doloroso como incomprensible.

La presentación terminó más tarde de lo previsto, como consecuencia del enorme interés despertado en la sala y las sucesivas preguntas planteadas.

Lo dicho: un tema candente, una persona comprometida y una experiencia memorable en torno a un libro, Te buscaré mientras viva, que todos deberíamos leer.

 

Anuncios

Acerca de michelsunenmontorio

Escritor, publicista y profesor de oratoria.
Esta entrada fue publicada en Cosas de Míchel y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ‘Te buscaré mientras viva’, con Paco Lobatón

  1. Pingback: Éxito en la Feria del Libro 2018 | Zúmmum

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s