El Chicle de estiércol

Desgraciadamente, estamos rodeados de gente mala. Tipos perversos, indeseables y torcidos capaces no solo de llevar a cabo lo peor, sino también de ocultarlo con la habilidad necesaria para salir indemnes de ello, al menos, durante una temporada.

José Enrique Abuín Grey, alias el Chicle, el asesino confeso de Diana Quer, presunto agresor sexual reincidente y, en cualquier caso, un notas con un pasado delictivo más que inquietante, es un claro ejemplo de ello. Este elemento de 41 años era mucho más conocido por los cuerpos de seguridad que por sus vecinos, quienes lo tildaban de mentiroso, pero del que afirmaban que llevaba una vida tranquila… aunque sin un oficio fijo.

El Chicle es, en realidad, un buscavidas. En un doble sentido. En primer lugar, porque es incapaz de mantener un puesto de trabajo estable, por lo que salta de uno a otro —marisqueo, construcción, industria del acero…— sin asentarse en ninguno. Y, entre tanto, salpica su existencia con un completo historial delictivo que incluye narcotráfico, furtivismo y agresiones sexuales.

En segundo lugar, es un buscavidas porque acecha a sus víctimas y las asalta para satisfacer sus anhelos, deseos y apetitos.

Por desgracia, sabe manipular y esconderse entre la masa como un camaleón despreciable. Incluso consiguió convencer a sus cercanos para que le dieran coartada para el crimen —su mujer y sus cuñados—. Más aún, fue capaz de ningunear el testimonio de la hermana melliza de su mujer, a la que presuntamente agredió sexualmente en su día, a los ojos y el entendimiento del resto de sus familiares, que lo apoyaron a él frente a su víctima.

Un tipo indeseable… y otras alimañas

Este hombre no es un caso único. Por desgracia. Desalmados, delincuentes y perversos los hay a nuestro alrededor en mucha mayor medida de lo que nos parece. No es cuestión de que vivamos en estado de alerta permanente, resultaría insufrible, pero sí debemos desterrar de nuestra sociedad esa sensación de invulnerabilidad que nos acompaña.

En mi novela Látex (editorial Onagro, 2008) narré la historia de un tipejo similar a este, que vive en el barrio del Arrabal con naturalidad mientras planea y perpetra sus ataques sexuales. Como no puede ser de otra manera en esta clase de biografías, una vez cosificadas a sus víctimas la evolución lógica los lleva a eliminarlas: ¿para qué dejar con vida a un mujer agredida que puede denunciarlos o reconocerlos? Inevitablemente, terminan convertidos en asesinos.

Si, tal y como todo apunta, el Chicle mató a Diana Quer por un motivo sexual y pretendía reincidir pese a saberse investigado, no debería salir de la cárcel nunca. Siempre será un peligro mayúsculo para los demás, por muchos años de condena que haya cumplido. Encerrarlo y perder la llave, no queda otra salida. Con tantos elementos semejantes a esta alimaña humana, con tantos malvados, acosadores, violentos, perversos y psicópatas conviviendo entre nosotros, no entiendo cómo sigue habiendo voces que critican la instalación y el mantenimiento de cámaras de videovigilancia en nuestras calles. La seguridad de nuestros hijos, de nuestras hijas y mujeres, es lo principal. Y, desde luego, solo los malos temen ver grabadas y reproducidas sus conductas.

Más medios y libertad para la investigación policial, y una mayor concienciación social de todos para todos, contra la violencia, el odio y el sexismo, son nuestras únicas opciones para afrontar esta guerra.

Y ese Chicle de estiércol, fiemo y muerte encerrado de por vida en un retrete.

 

 

Anuncios

Acerca de michelsunenmontorio

Escritor, publicista y profesor de oratoria.
Esta entrada fue publicada en Actualidad y opinión y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s