¡Voto a bríos en los Estados Unidos!

Legs on asphalt road with the word vote, american election concept

Susto o muerte, como en Halloween, parece ser la elección presidencial que, en los Estados Unidos, hoy se está dirimiendo. Me resulta inconcebible que un tipo tan excéntrico, vulgar, ramplón e impresentable como Donald Trump tenga posibilidades reales de llegar a presidir el país más influyente del mundo. Es algo increíble hasta que se analiza el perfil del otro candidato: Hillary Clinton, una mujer cuyos carisma, honestidad y eficacia también son más que cuestionables. De gobernantes frikis, bizarros y chalados está la historia llena, incluso la más reciente. Antes existía la excusa de las herencias totalitarias para justificar su presencia. Pero ahora, cuando somos los propios ciudadanos quienes los elegimos… ¿no os parece que está fallando algo?

40cce2370c4a55576d64aace02123fb2Cristian VII de Dinamarca fue un rey esquizofrénico que golpeaba sin razón a sus interlocutores, hacía frecuentes saltos de rana en sus apariciones públicas y tenía tal afición descontrolada por el onanismo compulsivo que pocas veces tenía la mano libre para firmar sus mandatos. Otro pimpollo especialito fue Luis II de Baviera, que mantuvo su afición infantil de construir castillos de fantasía durante su mandato, para los cuales dictaba leyes y decretos. Para terminar esta terna contraejemplar, Carlos VI de Francia, conocido como el Rey de Cristal, fue un monarca psicótico que llegó a olvidarse de su nombre y de su condición de rey. Entre otra singularidades, cabe decir que no se bañaba, se creía un lobo y no permitía que nadie le tocara por temor a romperse, ya que pensaba que su cuerpo era de cristal.

Qué frikis, ¿verdad? Claro, era  el pasado: la civilización humana no estaba totalmente desarrollada y el absolutismo o la fuerza del poder impedían actuar en consecuencia. En fechas más recientes, el mundo ha sufrido las sinrazones de indeseables como Gadafi, Sadam Hussein, Idi Amin, Trujillo, Pinochet, Somoza, Ceausescu, Niyazov, Hugo Chávez, Mao Tse Tung, Stalin, Hitler y otros desgraciados criminales semejantes.

pajaritop-644x362A cambio, tenemos hoy en día a mandamases tan inquietantes como Putin, el narcisista, endiosado y psicópata dictador norcoreano Kim Jong-un, Nicolás Maduro —el hombre que no solo le silbó a un pajarito reconociendo en él el espíritu de Chavez, su antecesor, sino que lo contó animadamente en televisión e hizo política con ello—, Cristina Fernández de Kirchner, el despreciable Rodrigo Duarte —que desde la presidencia en Filipinas reparte por igual insultos homófobos, al Papa, a los periodistas y a la ONU, que bromas desgraciadas sobre violaciones o amenazas de canibalismo contra los integrantes de los terroristas de Al Qaeda en el país—. O el propio Evo Morales, posiblemente el dirigente menos preparado académicamente de la historia de la Historia, que asegura que el pollo que se come en su país causa homosexualidad por sus hormonas. ¿Ein?

Pero… ¿qué está pasando aquí? ¿Quiénes son estos pimpollos? ¿De dónde han salido? Si los encerramos a todos ellos en un Gran Hermano Vip Vip Hurra… ¡acabarían expulsados por impresentables! Ojo, que en España tampoco nos quedamos a la zaga y, con los podemitas de nuevo cuño, está claro que hay cantera para rato.

trump-hillaryHoy, en U.S.A., se va a poner la guinda a este patético pastel. Por un lado, el detestable Donald Trump: populista al cubo, racista, misógino, zafio, faltón, mentiroso, ególatra, ignorante e impulsivo, además de ricachón sospechoso de mafioso con un pasado turbio. Por otro, Hillary Clinton, una abuela demasiado vinculada al establishment que mueve los hilos, cuyas contradicciones y errores han sido aún más estentóreos que las groserías y las graciosidades de su rival. No quiero imaginarme qué será de la economía, la convivencia y el equilibrio mundial si Trump es el elegido. Tampoco la antipatía natural de Lady Clinton me llena de optimismo. Si estuviéramos hablando de un show televisivo, el del flequillo raruno sería mi elegido. Pero esto es muchísimo más serio, y decisivo, de lo que nos parece. Las consecuencias nos afectarán a todos.

Así que, Virgencita, que me quede como estoy. Lástima que no se puedan declarar desiertas, como algunos concursos públicos, estas elecciones. Ya tenemos overbooking de mandamases tarados. No necesitamos otro más capaz de convertir la Casa Blanca… en el peor Cuarto Oscuro.

Anuncios

Acerca de michelsunenmontorio

Escritor, publicista y profesor de oratoria.
Esta entrada fue publicada en Actualidad y opinión y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s