Socialistas, socialistos y sociatontos

psanchez

Que Pedro Sánchez era una cadáver político los sabíamos todos desde el descalabro de las elecciones gallegas y vascas, aunque quedaba por ver cómo se iba a producir esa defunción: progresiva o traumáticamente. El espectáculo dantesco que ha ofrecido el PSOE —una formación tan importante en el pasado de nuestro país como necesaria en su futuro— ha vuelto a poner de manifiesto que, hoy y siempre, la vieja y la nueva política son cuestiones semánticas y no realidades en sí mismas. Se trata, en todo caso, de gente defendiendo sus intereses personales, sus sillas, sus cotos de poder y sus porvenires, incapaces de llegar a acuerdos, ceder y conformarse en beneficio de todos.

Algunos aseguran que Pedro Sánchez ha sido apuñalado por la espalda y, ciertamente, cómo ha sido forzado a dimitir no parece la manera más elegante ni amigable que se me ocurre. Pero, claro está, ¿no ha demostrado la historia que los traidores siempre acaban recibiendo su propia medicina? Si Sánchez ha andado mintiendo a sus colegas y compañeros de partido, asegurándoles una abstención al gobierno del PP que no pensaba realizar, parece lógico pensar que la confianza y la paciencia de todos ellos hayan terminado agotándose.

originalEl progresivo y creciente fracaso electoral del Partido Socialista Obrero Español quizá no sea solo culpa de Pedro Sánchez, pero para bien o para mal él es su cabeza visible y, en consecuencia, su principal responsable. Estos resultados, sin duda, han acelerado ese game over escenificado, tan esperpénticamente, este fin de semana. Por otra parte, ni yo ni muchos —incluidos numerosos compañeros importantes de su partido— hemos entendido nunca el atolondramiento, la cerrazón y la obsesión del ya exsecretario general por montar un gobierno “de cambio” totalmente imposible. Las cosas son como son, no como queremos que sean. Únicamente el afán por convertirse en expresidente del país —que no en presidente— puede explicar, en mi opinión, tamaña tozudez.

Es posible, desde luego, que una buena parte de la militancia socialista lo considere un mártir, e incluso que reciba un buen número de votos —bastantes— cuando se realicen las próximas primarias del partido. Recuerdo una cita que leí haces años: “Ser muchos, y ser jóvenes, y decir todos lo mismo no significa tener la razón”. Como decía Winston Churchill: “La democracia es el menos malo de los sistemas políticos”. Los referendos populares, en ocasiones, amparan decisiones inexplicables y muy perjudiciales: el bréxit de Reino Unido, el no al acuerdo de paz en Colombia o el no a los refugiados en Hungría, son buenas muestras de ello. Por eso, algunos de los más grandes estadistas de la historia  han tomado sus decisiones más importantes al margen de las opiniones de las masas.

Andalusia's regional government president Diaz poses for photographers as Spain's Socialist Party (PSOE) leader Sanchez gestures at the start of their party's executive board meeting in MadridDesde que se conoció el resultado de las primeras elecciones españolas de esta última tanda (20-D), he defendido la necesidad de un gobierno coligado entre PP, PSOE y Ciudadanos. Puede gustar más o menos a unos y a otros, pero es la única solución para un país que necesita seguir abandonando la crisis y resolver el resto separatista. Muchos cargos destacados del PSOE —desde abundantes barones autonómicos a los cuatro expresidentes, pasando por numerosos responsables del partido— tienen claro que apostar por España e impulsar la regeneración del partido son cuestiones tan urgentes como imprescindibles. Negociar por la abstención al PP parece, para muchos, la única salida viable. Que lo haga una gestora librará de esa “mancha” política al futuro secretario general —sea este quien sea— y evitará la caída libre electoral socialista que supondría concurrir a unas terceras elecciones con un partido dividido, sin un líder visible y con la militancia y los votantes absolutamente desencantados.

Creo, sin duda, que el adiós de Pedro Sánchez es una buenísima noticia para nuestro país, pero no así la descomposición ni la imagen ofrecida por el Partido Socialista. Es fundamental que, sea quien sea el encargado de ello, detenga cuanto antes esa hemorragia y devuelva al PSOE al desempeño de una labor de oposición valiosa y necesaria, primero, y a la capacidad de volver a gobernar más adelante.

Así que estoy de acuerdo con ese “apuntalamiento traicionero” de Sánchez al que muchos se refieren. No sé si había o no otra manera más adecuada de hacerlo, no estoy dentro del partido para poder hablar sobre ello, pero era un paso imprescindible llegados a este punto. Las bases no siempre tienen la razón y, del mismo modo que se enfadan y protestan, regresan al redil cuando las cosas vuelven a hacerse bien. Es posible que algunos, los más radicales, emigren a otros partidos o sigan quejándose y extrañando a Pedro Sánchez. Pero el radicalismo suele basarse en la afectividad, en la emoción, en los sentimientos, no en la razón.

Y Pedro Sánchez la había perdido hacía tiempo.

Aunque algunos sociotontos se la sigan dando.

 

Anuncios

Acerca de michelsunenmontorio

Escritor, publicista y profesor de oratoria.
Esta entrada fue publicada en Actualidad y opinión y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Socialistas, socialistos y sociatontos

  1. Cada uno tiene su visión de las cosas, eso es incuestionable. Pero calificar de “sociotontos” a un buen número de personas no es, desde luego, algo que se pueda compartir de manera gratuita.

    • Hola, Josechu.

      Se trata de un recurso literario: no significa que todos los socialistas que no quieren la abstención sean tontos. En todos los colectivos humanos hay listos y tontos: dar la razón a quien no la tiene es señal de ignorancia, y no querer oír otras razones, de necedad. A esos “sociotontos” me refiero, no a los que tienen su opinión reflexionada, tan válida como cualquier otra.

      De todas formas, las redes e Internet están llenos de calificativos y mensajes “insultantes” contra los votantes de todo tipo de partidos. No creo que esta aportación sea tan grave.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s