Delicia cultural en La Almunia

book-1031359_1920
Para los escritores, protagonizar un club de lectura es siempre una experiencia deliciosa. Disfrutar la oportunidad de compartir con un puñado de buenos lectores los entresijos, los detalles, los matices y las circunstancias creativas de nuestras obras resulta estimulante y enriquecedor. Ese diálogo autor-lector se convierte, en todas estas ocasiones, en un incomparable intercambio de vivencias, opiniones, sentimientos y experiencias que multiplican nuestra vocación.

El pasado viernes 4 de marzo, en las instalaciones bibliotecarias del Palacio de San Juan de La Almunia, casi una treintena de vecinos de esta localidad zaragozana me acompañaron en este encuentro cultural organizado por uno de los clubes de lectura más encantadores y activos de Aragón. El ambiente lo refleja claramente desde el primer momento: la afición por la lectura, la diversión sana y el vínculo con la cultura impulsan a estos ciudadanos a compartir libros y a reflexionar conjuntamente sobre ellos. Y, una vez al mes, se citan con un autor —como ha sido mi caso— para explorar de su mano su universo creador.

84125c33ceb856c39ad59e3e6645f86fEligieron leer Diábolo y Psicario. En consecuencia, la conversación se centró en basílicas profanadas, satanistas, periodistas de la Obra, policías peculiares, tatuajes, políticos perversos, alcaldes de Zaragoza y conspiraciones internacionales; antes de derivar hacia el terrorismo, el psicariato, la historia de ETA, la redacción de blogs, el ciberespacio, las amenazas por cuenta ajena y otros fundamentalismos de la maldad humana. En realidad charlamos sobre cada uno de mis libros, de mis tics, de mis manías y expectativas literarias, de mis procesos de trabajo. De todo un poco, y mucho de todo. También sobre publicidad y oratoria, materia esta que despertó gran interés entre los asistentes.

bbf9fe09a20c95ad83874cd9717ad6a7Agradezco sinceramente a Pilar Blanco, a Gloria García y a todos los presentes el haber pensado en mí para este encuentro tan gratificante. Y, por supuesto, celebro el trabajo cultural silencioso y esforzado de este club de lectura que, todo sea dicho, cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de La Almunia. Después de alimentar nuestras mentes, regalamos los estómagos con una excelente degustación de delicias de la zona, muchas de ellas caseras, elaboradas con esmerado cariño. La reunión, por otra parte, me permitió volver a reencontrarme, treinta años después, con un compañero de carrera: Carlos Ripa, con quien disfruté muchísimo después de tanta vida transcurrida.

Renovado, valorado, agradecido y bien alimentado de atenciones, reconocimientos y aprecio, regresé a Zaragoza pensando en esa próxima cita, el 1 de julio, cuando todos ellos organizan y protagonizan el tradicional encuentro de poesía erótica de La Almunia, al que me invitaron concienzudamente a asistir.

Sin duda, moverse entre lectores con tanta iniciativa y calidad humana es otra de las grandes recompensas que tenemos los que nos dedicamos a escribir.

b72ad8992c109ca44efdd4948e505638

Anuncios

Acerca de michelsunenmontorio

Escritor, publicista y profesor de oratoria.
Esta entrada fue publicada en Cosas de Míchel y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Delicia cultural en La Almunia

  1. TERESA CORRO dijo:

    Desde La Almunia, muchísimas gracias por esta miscelanea de nuestro encuentro en la biblioteca. Fue un placer leerte pero más aun conocerte y enriquecernos con tus comentarios. Un fuerte abrazo de todo el Club de Lectura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s